Skip to content

El secreto mejor guardado de la novia

02/10/2010

Fotografía realizada por Fran Russo

Uno de los secretos mejor guardados por la novia en su día B es su vestido. Hoy en día podemos encontrar vestidos de todo tipo y adaptados a todas las economías. Algunas novias se decantan por vestidos cortos, otras por vestidos largos; unas prefieren llevar un vestido de corte clásico y otras se arriesgan con algo más moderno. Sin lugar a dudas, lo más importante en la elección de tu vestido es que te sientas a gusto con él. Es decir, los vestidos de novia tienen un diseño que no suele coincidir con la ropa que vestimos habitualmente o en ocasiones especiales, como por ejemplo, la de acudir como invitada a una boda. En ningún momento debes de sentirte disfrazada. Sabrás que has encontrado tu vestido cuando te veas en el espejo y te digas a tí misma “este es mi vestido y ésta soy yo con mi vestido”. Parece una frase absurda, pero por mi experiencia, te puedo asegurar que así es como sucede.

En mi caso no tardé mucho en encontrar mi vestido de novia. Tenía claro que diseñadores me gustaban y concerté cita con dos de ellos. En el mismo día, para ir adelantando. No me probé tantos vestidos como hubiera imaginado. Quizá en total sumaban seis o siete. Cuando ya me decidí por el diseñador, en este caso, diseñadora, volví a concertar otra cita para probarme de nuevo uno de los vestidos que me habían gustado y otro, que no me había dado tiempo y que me gustó desde el principio. Me pasé todo el fin de semana pensando en aquel vestido que no me había dado tiempo a probarme. Cuando volví a la tienda y me probé esos dos vestidos, supone enseguida cuál sería mi vestido de novia. Era ese vestido, aquél que no me dio tiempo a probarme en mi primera cita pero que estuve viendo en el catálogo todo el fin de semana. Dije en alto “éste es el vestido de mi vida”. Me sentía yo misma, sin disfraces, cómoda. Me sentía tan guapa que no dejaba de moverme con él. Me lo hubiera llevado ese mismo día, pese a que el vestido de prueba siempre está usado y algo estropeado.

Así que siguiendo mi experiencia, siempre recomiendo que para acertar con el vestido, te dejes guiar por tu instinto. El otro consejo, es que no lo dejes para el último momento. La mayoría de las firmas de novia exigen al menos seis meses de antelación para encargar el vestido. Es una de las cosas más importantes que tienes que hacer. Porque a veces lleva tiempo, y el tiempo en la preparación de una boda pasa muy deprisa.

Hay novias a las que les cuesta mucho encontrar su vestido ideal. Otro consejo es que seas paciente y que no desesperes. Tu vestido está en algún rinconcito esperándote. Y si tardas más tiempo en encontrarlo, es porque todavía no habías encontrado el adecuado.

En El Blog de una boda con encanto te damos 5 claves para elegir tu vestido ideal.

  1. Define tu estilo. A la hora de elegir tu vestido deberías de pensar en cómo es tu estilo y en cómo te imaginas vestida el día de tu boda. Tu día B no es el mejor momento para dejarse llevar por la improvisación. Piensa en cuál es el estilo con el que te identificas y sé tu misma.
  2. No abuses de los escotes ni de las joyas. Cuanto más sencilla vayas, más elegante. No por ir recargada vas a ir más guapa. Tú eres la protagonista junto con tu pareja, pero la sencillez a veces es nuestra mejor aliada para impresionar en nuestro día B. Si abusas de las joyas puedes restarle protagonismo al vestido. Los complementos deben ayudarte a conseguir un look 100% ideal.
  3. Ten en cuenta el mes en el que te casas para la elección de tu vestido. Si te casas en invierno, procura no abusar de los escotes pues pasarás frío y si te casas en primavera o verano, no te decantes por un vestido con manga larga si eres una persona que suda con facilidad, pues pasarás calor sin necesidad. Ante todo, sé práctica porque los nervios ya te van a hacer pasar calor.
  4. Sácale partido a tu silueta. No todos los cortes nos favorecen. Tú eres la que mejor conoce tu cuerpo y cómo sacarle mejor partido a tu figura. Intenta encontrar un modelo que te favorezca y con el que te sientas atractiva y guapa. Los cortes sirena no son recomendables si eres una mujer con curvas. Olvídate de los palabras de honor si tienes poco pecho; arriésgate quizá con un corte imperio. Si eres bajita, evita las faldas con volumen.
  5. Déjate asesorar. Elegir el vestido no es una tarea fácil. Quién mejor te conoce podrá asesorarte en cuanto a la elección. También déjate aconsejar por la modista o el diseñador, pero ante todo, sé tú misma y confía en tu instinto. Al fin y al cabo, tú eres la que debes de sentirte a gusto con tu elección.

Vestidos de las colecciones 2011 de Rosa Clará, Pronovias y Cymbeline.

Anuncios
No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: